Miércoles, 01 Marzo 2017 00:00

“Que venga Rangel Gómez a dar la cara por un agua que no llega, y si llega es con barro”

 
Valora este artículo
(7 votos)
En el sector Las Malvinas Hidrobolívar dejó incompleto un proyecto para restaurar el servicio de agua potable a las comunidades En el sector Las Malvinas Hidrobolívar dejó incompleto un proyecto para restaurar el servicio de agua potable a las comunidades Fotos William Urdaneta

Los problemas de agua potable en San Félix no se detienen y tampoco la disminución de la calidad de vida. El miércoles después de carnaval, Adriana Arias, habitante de una de las comunidades en San Félix que lleva meses sin el servicio, se levantó temprano, hizo el desayuno, vistió a su hija más pequeña y la llevó cargada a la protesta en la avenida Guayana, que inició a las 5:00 de la mañana.

Tiene sin agua desde diciembre, lo que complica las labores más comunes en casa, como bañar a sus tres hijos y lavar la ropa. Este miércoles salió. Se unió a sus vecinos furiosos, que con palos, maleza, piedras, bloques y cauchos trancaron la vía y exigieron a Hidrobolívar que cumpla con sus deberes.  

  ComillasAMARILLASQueremos un gobierno que se aboque”, se quejó este miércoles Jaquelín Fermín mientras protestaba. No solo señala la carencia de agua en los hogares, hay otros problemas que dice se han ido agudizando en los últimos meses: el alumbrado de la avenida, la delincuencia descontrolada y la ausencia de los CLAP.barra ama620  


Parece un cuento viejo. Repetitivo. Pero está vigente. Los mismos afectados que vienen  de comunidades como la calle Alto Caripe, Angosturita 1 y Angosturita 2, Frontera de Guaiparo y UD-146, todas en San Félix, aseguran que es imposible acostumbrarse a no tener agua. Pero los años de ineficiencia de Hidrobolívar acumularon enojo, y ahora las familias hablan de su desespero.

Las avenidas Guayana y Leopoldo Sucre Figarella amanecieron obstruidas por manifestantes que no encuentran explicación a la falta de operatividad de Hidrobolívar. Representantes de los consejos comunales explicaron que desde el año pasado se han enviado cartas a la entidad estadal para hacer presión y dar cierre a la carencia. Los afectados denuncian que todos los reclamos han sido ignorados.

 
 


Sin agua, sin baños, sin escuela

“Estamos cansados de estar sin agua y que Hidrobolívar no nos dé respuestas”, se quejó Lilian García, residente de la calle Francisco de Miranda. También denunció que se cumplen 7 meses sin el servicio y que la escuela cercana a su comunidad, la Unidad Educativa Simón Rodríguez, no opera completamente por la falta de agua.

 
 

Las familias numerosas se las ven negras para comer, bañarse y buscar agua. Tal es el caso de Marelys Mora, de la UD-146, quien salió a protestar este miércoles a la avenida Pedro Palacios Herrera.

Mora vive con siete personas en su hogar. Entre estas se encuentran una tía que está discapacitada, tres hijos y su madre, una anciana. El aseo de cada uno de los integrantes de su familia se complica. Todos los días son un suplicio cuando toca racionar el agua potable que consiguen donde pueden (mediante camiones cisternas, ríos o comunidades que sí cuentan con el servicio), mientras esperan respuestas de los organismos como Hidrobolívar y la Gobernación.

“Parece que las palabras se las lleva el viento”, dice ella, quien a diario busca agua en baldes para su familia con ayuda de sus vecinos; incluso, su madre, de sesenta años, se une a las jornadas de recolección.

Las palabras de Mora son consecuencia de todas las oportunidades perdidas que los organismos competentes tuvieron para dar un mejor servicio y reparar las tuberías dañadas, luego de un sinfín de cartas y reclamos. También de las promesas de mejoría que, como se quejan los afectados, no dieron nunca frutos.

Y mientras los ciudadanos lidian con este martirio, la cuenta de Twitter de Hidrobolívar y la del gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez,  parecen pintar un paisaje distinto: en ellas, durante los últimos días, solo hubo espacio para que Rangel Gómez, su esposa y su comitiva exhibieran sus disfraces de carnaval.

 

 

Solo palabras

Maica Martínez es madre de dos niños de 6 y 8 años. Salió a plena avenida Pedro Palacios Herrera porque está desesperada. Las comunidades adyacentes han pedido camiones cisternas para que ayuden con el suministro de agua a los hogares. El problema es que este servicio no es gratuito. Y no siempre hay dinero para llenar las pimpinas.

Los niños de Martínez han tenido que faltar a clases por la carencia del servicio en el plantel de estudios. Esto se aúna a la ausencia de aseo personal de cada uno, a la alimentación que los comités locales de abastecimiento y producción (CLAP) no han podido garantizarle y a la inflación sin cifras oficiales desde hace un año por la opacidad del Banco Central de Venezuela (BCV). Se trata de variables que llenan los días de la madre de incertidumbre y desesperanza.

  agua7Vecinos denuncian que Hidrobolívar no dio inicio a una de sus promesas en diciembre de ensamblar una nueva tubería para las comunidades  

Los vecinos de la UD-146 alegan que Hidrobolívar donó a ellos mangueras y válvulas en diciembre de 2016 para iniciar la restauración del servicio del agua en las barriadas. Tres meses después, siguen esperando.

Entre hombres y mujeres de las zonas afectadas de la UD-146 abrieron zanjas para comenzar la labor que le correspondía a Hidrobolívar. El ente, como lo denuncian los vecinos, continuaría la obra para la instalación de tuberías y válvulas que suministrarían agua potable a las familias. Pero el trabajo quedó olvidado, dejando cárcavas que ahora se llenan de agua lodosa cada vez que llueve.

Y el agua es solo uno de los tormentos que complican su calidad de vida.

“Queremos un gobierno que se aboque”, se quejó este miércoles Jaquelín Fermín mientras protestaba. No solo señala la carencia de agua en los hogares, hay otros problemas que, dice, se han agudizado en los últimos meses: el alumbrado de la avenida, la delincuencia descontrolada y la ausencia de los CLAP.

 
 


Autoridades presentes

En el transcurso de la mañana de este miércoles se acercó al elevado de la avenida Guayana, a la altura de la sede del 1-7-1, el director de política del municipio Caroní por la Gobernación del estado Bolívar,  Pedro Reyna. Llegó a uno de los sectores impuestos por la ciudadanía para hablar. Lo acompañó Tito Haredwood, representante de Hidrobolívar.

También la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía del estado Bolívar custodiaron los reclamos, pero no las lograron interrumpir.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

“Como Rangel tiene agua en su casa, él está tranquilo y no le importa que nosotros no”

barra 4naranja220

Fallas en servicio de agua contrasta con memoria y cuenta de Rangel Gómez

barra 4naranja220

Guayaneses realizan malabares para conseguir agua

barra 4naranja220

Reprueban la memoria y cuenta de Rangel por repetitiva y engañosa

 

Los afectados exigieron a las autoridades soluciones ante la falta de presión de agua que ejerce ahora mismo uno de los tubos matrices, lo que impide que a gran parte de las comunidades a lo largo de la avenida les llegue el agua potable.

El representante de Hidrobolívar no sostuvo las riendas de la conversación pero sí Reyna, quien alegó, ante la duda de por qué las autoridades habían esperado tanto para atender el problema del agua, que Hidrobolívar ofrece respuestas a diferentes dificultades en comunidades; por lo que no han dedicado el debido tiempo a los afectados de hace siete meses que decidieron salir este miércoles.

“Todo trabajo se cuantifica pero seguimos con la guerra económica”, aseguró Reyna, quien durante toda la discusión señaló a la guerra económica como la principal enemiga de la crisis de agua por los precios elevados de las piezas que se necesitan para solucionar los problemas en las tuberías.

Pero una pregunta al aire, sin contestar, de un hombre de la tercera edad que no quiso identificarse, resumió el panorama en cuanto a la incertidumbre: “¿Y cuánto se gasta el gobernador en publicidad diciendo que hay agua en el estado?”.

Las mesas de trabajo, como prometió Reyna, iniciarán esta semana. En ellas se discutirán con los afectados las medidas futuras.

A Arias, Martínez y Mora, y al resto de las familias, les toca esperar (sí, otra vez) algún cambio en las siguientes semanas. O meses. O años. Les toca esperar saber si pronto podrán bañase cómodamente en sus hogares, o mandar a los más pequeños a clases. Les toca, una vez más, después de más de siete meses y casi ocho sin servicio de agua decente, escuchar y confiar en nuevas promesas. 

agua2Los afectados señalan a Hidrobolívar de incompetente y explican que a las tuberías matrices les hace falta mantenimiento

agua3
Familias alertan una disminución de la calidad de vida

agua4Este miércoles hubo presencia de la Guardia Nacional Bolivariana y las avenidas Guayana y Leopoldo Sucre Figarella amanecieron obstruidas

agua5
Pedro Reyna, de la Gobernación del estado Bolívar, prometió mesas de trabajo para restaurar el servicio

agua6
Representantes del Estado discutieron el problema, después de que las barriadas padecieran meses sin agua

Visto 3200 veces Modificado por última vez en Lunes, 06 Marzo 2017 01:15

Dos protestas por transporte signaron la jornada de este jueves. La primera se dio a la altura de Sierra Parima, en la mañana, y l...

La Hidrológica de Bolívar explicó a través de su cuenta de Twitter que una falla eléctrica en la estación de bombeo Golfo 7 fue la...

El candidato oficialista a la Gobernación de Bolívar es abiertamente respaldado por esta dependencia del Ministerio de Educación, ...

Habitantes del sector 3-A de Francisca Duarte en San Félix, denuncian que desde hace más de 10 días están sin servicio eléctrico, ...

Monseñor Helizandro Terán Bermúdez invitó a la feligresía a votar en estas elecciones regionales, describiendo al cristiano católi...