Las docentes habían solicitado la semana pasada una reunión con el sindicato, la directiva de la institución y personal de supervisión de la Zona Educativa. Este lunes, la directiva impidió el paso al sindicato y permitió la entrada de militares al recinto escolar.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Docentes de la Unidad Educativa Bolivariana Villa Colombia, en el sector homónimo, denunciaron este lunes el intento de intimidación de parte de la directiva del plantel, luego de que se impidiera la entrada de representantes sindicales a una reunión y, por el contrario, se permitiera el paso de cuatro uniformados de la Guardia Nacional.

La docente Alicybeth Cedeño, delegada principal de la Federación Venezolana de Maestros (FVM) en la escuela, explicó que el viernes solicitaron una reunión con personal de supervisión de la Zona Educativa del municipio Caroní para tratar un caso de maltrato verbal y psicológico contra la docente Victoria Figueroa, con seis años de antigüedad en el colegio.

       
“Con este tipo de acciones, las protestas van a ser más contundentes”, expresó González

El viernes no se concretó la cita, pues no estaba presente el personal de supervisión. Este lunes estaba previsto el encuentro, pero Cedeño informó que se negó el acceso al sindicato frente a las supervisoras Nancy Mejías y Argelia Mendoza. A los minutos, cuentan, llegó una comisión de la Guardia Nacional “porque supuestamente había una alteración del orden público”, expresó Cedeño.

Las docentes atribuyen los maltratos de la directiva a su postura de reclamo por la reiterada violación de los contratos colectivos, que el sector educativo asumió en 2018, convirtiéndose en uno de los gremios con la frecuencia más alta de protestas en el país, de acuerdo con el balance anual del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

“Estamos cansados de las diferentes irregularidades. Para acusar a la maestra se basan en una supuesta denuncia de una menor de edad; en mí caso he tenido trabas para el beneficio de lactancia materna; han propiciado una división entre los docentes; han instigado al odio”, agregó la educadora.

El presidente del Sindicato Unitario del Magisterio Caroní-Piar (SUMA Caroní-Piar), Rafael González, expresó frente a la entrada del plantel educativo que la presencia militar es un claro amedrentamiento contra el gremio, “pero eso no va a tener efecto”, dijo.

En medio de la declaratoria de asamblea permanente que inició en octubre de 2018, el dirigente gremial explicó que hace tres semanas comenzaron un plan pedagógico para garantizar la finalización del segundo lapso escolar, pese a que el gobierno no ha atendido los reclamos del sector.

“Los docentes de manera responsable están aplicando este plan, amén de que el gobierno no ha pagado ni medio. Pero con este tipo de acciones, después de la asamblea que tendremos el miércoles 27 las protestas van a ser más contundentes”, advirtió.

Correo del Caroní solicitó hablar con la directiva del plantel pero se negó.

Template by JoomlaShine