Los “Reds” vuelven a dejar puntos importantes y ya no tienen la ventaja necesaria ante el Manchester City que nuevamente le respira en la nuca

Londres.- El Liverpool no pasó del empate a un gol en su visita al West Ham, este lunes en Londres, un resultado que aprieta la lucha por el título, al quedar ahora el Manchester City a tres puntos y el Tottenham a cinco.

Después de los triunfos de sus dos principales perseguidores el fin de semana, el Liverpool estaba obligado a ganar para mantener las diferencias y el senegalés Sadio Mané abrió el marcador (22) para los Reds, pero los londinenses empataron poco después, gracias a un tanto de Michail Antonio (28).

El equipo que entrena Jurgen Klopp, que hace 15 días parecía lanzado hacia al título, suma dos empates consecutivos que abren completamente la lucha por el título, tras haberse disputado 25 jornadas.

"Fue un partido duro. Tuvimos altos y bajos, pero nunca nos rendimos. Sumamos y punto y a seguir", declaró tras el partido Klopp.

"En estos momentos estamos en una situación difícil, con enfermedades y lesiones. ¿Que podríamos haber jugado mejor? Sí, pero los chicos luchan", destacó.

A 15 días de su partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones contra el Bayern de Múnich, hay motivos de preocupación para los seguidores Reds, sobre todo en defensa, más si se tiene en cuenta que el "general" Virjil Van Dick estará suspendido para el partido en Alemania.

Errores en defensa

En la segunda parte en el Estadio Olímpico londinense, la defensa del Liverpool cometió cuatro graves errores en la zona de atrás, incluido un pase fallado el arquero brasileño Allison Becker en el descuento, que podrían haberle costado aún más caro.

Tampoco debe estar contento Klopp con el rendimiento de los centrocampistas que alineó este lunes (Naby Keita, Fabinho y Adam Lallana), muy lejos del que suele dar el trío habitual (Jordan Henderson, James Milner y Georginio Wijnaldum).

Al comienzo del partido, el equipo que dirige el chileno Manuel Pellegrini empujó gracias al peligro de sus tres puntas (Noble, Anderson y Chicharito) y cerca estuvo de adelantarse en dos disparos que salieron rozando el palo (3 y 11).

Pero los Reds capearon el temporal y poco a poco fueron imponiendo su juego hasta que Mané adelantó el Liverpool con un disparo ajustado (22).

Pero el equipo londinense empató rápidamente, con un disparo cruzado de Antonio ante la pasividad de la defensa Red.

El West Ham fue superior durante casi todo el partido, hasta los minutos finales, cuando el Liverpool buscó un poco a la desesperada el triunfo.

El Manchester City tendrá la oportunidad de recuperar el liderato el próximo miércoles, en partido adelantado de la 27ª jornada contra el Everton.

Y la próxima salida del Liverpool en la Premier League será Old Trafford, para enfrentarse a un Manchester United en racha (24 de febrero).

 

Template by JoomlaShine