El Estado venezolano se comprometió a completar el pago del reclamo de arbitraje a la minera canadiense para inicios de 2021.

Venezuela resolvió un reclamo de arbitraje de 1.200 millones de dólares para evitar que Crystallex se haga del control de Citgo Petroleum Corp, su principal filial petrolera en Estados Unidos, de acuerdo a documentos judiciales canadienses, reseñó Reuters.

El arreglo con Crystallex International Corp suspende la orden judicial para que la minera canadiense se haga con el control de Citgo como manera de cobrar una indemnización decidida en un fallo de arbitraje contra Venezuela, que con interés ha crecido a 1.400 millones de dólares.

El arreglo con Crystallex se dio luego que Venezuela completara un pago inicial de 425 millones de dólares, en gran parte en “valores líquidos”, el 23 de noviembre, de acuerdo con una presentación en la Corte de Justicia de Ontario, donde Crystallex ha estado operando desde 2011 bajo protección de acreedores.

Venezuela acordó pagar el monto restante en cuotas a principios de 2021. Si no logra acreditar antes del 10 de enero los colaterales para los pagos restantes, Crystallex puede reiniciar los procedimientos legales.

Un juez estadounidense en Delaware iba a escuchar el 20 de diciembre los argumentos para subastar a Citgo de su principal matriz, Pdvsa, la compañía petrolera estatal de Venezuela. Citgo opera tres refinerías en Estados Unidos que son un destino clave de las exportaciones de crudo de Venezuela, y ha sido valuada en miles de millones de dólares.

Mientras Venezuela ha sido jaqueada por una crisis económica y por sanciones estadounidenses, y suspendió pagos de deuda por decenas de miles de millones de dólares, se ha focalizado en retener el control de Citgo. El Gobierno ha hecho pagos el mes pasado a inversores que poseen bonos garantizados por acciones de Citgo.

Crystallex y Venezuela llegaron a un arreglo el año pasado, el país sudamericano lo logró mantener el acuerdo de pago tras transferir 75 millones de dólares.

Venezuela expropió un proyecto de minería de oro de Crystallex en 2011, lo que llevó al fallo de arbitraje en 2016.

A medida que los incumplimientos de pagos de la deuda de Venezuela se han acumulado y las sanciones de Estados Unidos intentan aislar al país, los acreedores han comenzado a ir tras los activos de Pdvsa en el extranjero como medio para recuperar su dinero.

ConocoPhillips dijo en octubre que recibió 345 millones de dólares en efectivo y materias primas en el tercer trimestre de parte de Pdvsa, como parte de un acuerdo en cuotas para cobrar un laudo arbitral de 2.000 millones de dólares.

Rusoro Mining Ltd alcanzó un acuerdo con Venezuela en octubre, cinco meses después de que la minera canadiense presentó documentos en Estados Unidos para perseguir a Citgo y cobrarle un laudo arbitral por un valor de 1.300 millones de dólares por una mina de oro expropiada.

A finales de agosto de este año, un juez federal ordenó subastar las acciones de Citgo Petroleum Corp, debido a la deuda del Estado venezolano por la expropiación hecha por el expresidente Hugo Chávez en 2008.

El juez aplazó temporalmente la orden para dar plazo a las apelaciones. Y dijo entonces que Pdvsa debía presentar una moción y pagar una compensación para evitar que Crystallex haga cumplir la orden, según reseñó el diario The Wall Street Journal.

A través de Citgo Petroleum, Pdvsa tiene tres refinerías en los estados de Texas, Illinois y Louisiana, así como una red de unas 10.000 gasolineras en todo el país.

Citgo, con sede en Houston, fue valorada en hasta 10.000 millones de dólares durante un frustrado proceso de venta en el 2014.

Esta empresa es considerada en gran medida como el mayor activo de Venezuela en los EE UU y las acciones de la compañía también se ofrecen como garantía para los tenedores de bonos de la compañía estatal de petróleo. Hasta ahora, los titulares de ese bono, con vencimiento en 2020, se encuentran entre los únicos acreedores que continuaron pagándose en medio de la crisis económica del país. (Con información de Reuters)