Una familia venezolana requiere 4,6 salarios mínimos por día para cubrir la cesta de alimentos y servicios.

Todos los días los precios de los alimentos tocan el cielo, pero al día siguiente hay un más allá. Este jueves, ese techo era de Bs. 2,4 millones para el kilo de carne; Bs. 2,2 millones para el cartón de huevos y Bs. 2 millones para el kilo de queso. “No hallo qué comprar por los precios, porque ni pollo ni carne podemos comprar, lo que más comemos es sardina y nos estamos enfermando”, expresó Ana Estanga, de Francisca Duarte.

Los empresarios han tenido que ingeniárselas para escribir los montos, abultados de números por la ola de hiperinflación. En algunos casos, los escriben de su puño en la etiqueta, advierten que falta un cero o que deben multiplicarlo por dos para el monto total. Otros adelantaron la práctica de la eliminación de tres ceros.

La firma estima necesario, a mediano plazo, emitir nuevas piezas con denominaciones más altas. Apuntan que sin un ajuste económico que frene la inflación será indispensable una nueva reconversión en solo un año

Ya en 2016, los municipios mineros del sur de la entidad sufrieron protestas y saqueos por el apurado proceso de salida de circulación del billete de 100 bolívares.

A partir del 4 de junio, y hasta que el Banco Central de Venezuela (BCV) lo determine, los precios deberán identificarse solamente con la expresión “Bolívares Soberanos” o el símbolo “Bs.S”.

Autoridades gubernamentales ratificaron este viernes que el cono monetario actual tendrá vigencia hasta el 3 de junio. La firma Ecoanalítica considera que se proseguirá con la política de alargar su circulación, pues dos meses es muy poco para sacar los actuales billetes del torrente monetario.

El director del Banco Central de Venezuela, José Khan, visitó este jueves las agencias de la banca pública que recibirán oro y diamante en Caicara del Orinoco, al oeste de Bolívar.

Cada vez más productos y servicios en el mercado venezolano se venden directamente en dólares o a montos en bolívares con base en la moneda extranjera. Son sumas altísimas que superan con creces el salario del trabajador venezolano. Es una muestra de la pérdida del bolívar como reserva de valor. “A medida que se acelera la hiperinflación, no quieres tener bolívares. Es una papa caliente”, sostiene el economista Asdrúbal Oliveros.

Mientras la resolución ministerial que obliga a vender todo el oro extraído del subsuelo venezolano al Banco Central de Venezuela no sea modificada, las compras-ventas de oro minero siguen siendo ilegales. Pero los pequeños comerciantes que ya se reunieron con el presidente del BCV, Ramón Lobo, sienten que hay voluntad del gobierno para ordenar la actividad e incluirlos.

Página 1 de 15

A partir del 4 de junio, y hasta que el Banco Central de Venezuela (BCV) lo determine, los precios deberán identificarse solamente...

Está previsto que el proyecto, cuya puesta en marcha estaba planteada para 2011, sea concluido a finales de 2018. ...

Persiste el descontrol en las zonas auríferas. “El Arco Minero como tal no existe. Lo que se hizo fue subirle el volumen a la...

Negocios del mercado de Chirica comercializan una res por semana en promedio. Sin embargo, admiten que la gente ya no compra un ki...

La preventa del criptoactivo inició este martes. Pese a las fallas del portal web en el proceso de registro de los interesados, Ma...