El diputado de la Comisión de Finanzas de la AN, Ángel Alvarado, dijo que si un litro de gasolina a precio internacional es de 1,10 dólares, los venezolanos deberán pagar 5,1 millones de bolívares actuales por litro, frente a salarios mínimos mensuales que rondan ese monto.

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resistido atropellos, muertes, hambre, mentiras, corrupción y bancarrota de la política socialista.

Los precios se duplican cada 26 días, de acuerdo con las estimaciones de la variación de los precios, realizadas por la Comisión de Finanzas del Poder Legislativo.

La Cámara de Comercio en Caroní presentó la Unidad de Análisis Económico, la cual realizará estudios de percepción de los agremiados en materia socioeconómica, a objeto de presentar un informe mensual con sus resultados y que estos sirvan a la comunidad, frente a la falta de información oficial. 

Domingo, 29 Julio 2018 00:00

Viaje a la incertidumbre

Decenas de familias venezolanas deciden cruzar Colombia a pie, hacia cualquier destino, para huir de un país en el que el hambre y el precio de la vida amenazan con elevar un éxodo que ya es masivo.

“Hay que hacer una reconversión, pero no en estos términos. No se puede seguir aumentando la masa monetaria", explicó este jueves el presidente de la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional, Rafael Guzmán. El economista y diputado José Guerra sostuvo, por su parte, que Maduro no anunció medidas antiinflacionarias para detener las causas de la hiperinflación.

La hiperinflación sigue debilitando el poder de compra del salario de los venezolanos. Con las proyecciones recién difundidas por el FMI, los ciudadanos están inmersos en más angustia, tomando la decisión final para migrar, aun trabajando animados por las “ganas de sobrevivir”; mientras que las empresas están llamadas a tomar decisiones rápidas y a desacoplar su política salarial de la que impone, junto con el estado de necesidad, el régimen de Nicolás Maduro.

Martes, 24 Julio 2018 00:00

Casabe: indicador macroeconómico

El casabe ha venido cobrando valor cuando ha subido la demanda. Mucha gente viene a comprar los bultos (cantidad provechosa en número de unidades y gasto en monedas) que suplen el pan o las galletas, incomparables, que los niños podían llevar a la escuela: “ahora llevan casabe”, dice la comadre. 

En 2017, con 26 salarios mínimos una familia podía cubrir gastos de útiles y uniformes. El proceso de hiperinflación aceleró los precios al punto actual, que resiente el bolsillo de padres y representantes.

La cesta de alimentos para una familia de cinco miembros en promedio repuntó en junio a 378,3 millones de bolívares, el equivalente a 126 salarios mínimos, de acuerdo con las estimaciones del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros.

Página 1 de 10

A partir del 4 de junio, y hasta que el Banco Central de Venezuela (BCV) lo determine, los precios deberán identificarse solamente...

Está previsto que el proyecto, cuya puesta en marcha estaba planteada para 2011, sea concluido a finales de 2018. ...

Persiste el descontrol en las zonas auríferas. “El Arco Minero como tal no existe. Lo que se hizo fue subirle el volumen a la...

Negocios del mercado de Chirica comercializan una res por semana en promedio. Sin embargo, admiten que la gente ya no compra un ki...

La preventa del criptoactivo inició este martes. Pese a las fallas del portal web en el proceso de registro de los interesados, Ma...