Mientras que al secretario general de Sintraferrominera, Rubén González, le fue fijada la audiencia preliminar para el 20 de febrero, el resto de los trabajadores no han sido notificados sobre sus casos.

A más de 50 días de haber sido privados de libertad, los nueve trabajadores de Ferrominera detenidos en 2018 por protestar por sus beneficios contractuales siguen sin recibir respuesta sobre su audiencia preliminar. El Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera) denunció que entre ellos hay un compañero que ha sufrido convulsiones, y las autoridades han hecho caso omiso a su situación de salud, pese al informe médico presentado.

“Exigimos que cese la ola de represión contra la clase trabajadora, que salieron a exigir sus beneficios que les fueron violentados por este gobierno indolente”, manifestó Yarudid González, miembro de Sintraferrominera e hija de Rubén González, secretario general del sindicato.

En su caso, la audiencia preliminar fue fijada para el próximo 20 de febrero. Sin embargo, recordó que su padre es juzgado ante un tribunal militar y no civil, como corresponde.

“Solo en Venezuela y en dictadura se ve esta clase de procedimientos, que a un civil se le imputen delitos militares (...) es un atropello del gobierno contra la clase trabajadora”, denunció.

Abdul Hurtado, también dirigente de Ferrominera, forma parte de los trabajadores que fueron apresados en el 2018. González informó que le fue aplicado arresto domiciliario, medida que rechazan al exigir la libertad plena para todos sus compañeros.

González aprovechó para solidarizarse con los cuatro trabajadores de Venalum -incluyendo el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Profesionales Universitarios de Venalum (Sutrapuval), José Hidalgo-, también a la espera de fecha de audiencia preliminar.

Por otra parte, recordó las medidas que están siendo aplicadas en las empresas básicas, sobre jubilaciones forzadas para trabajadores que no han cumplido con la edad ni con los años de servicio requeridos para este trámite.

Finalmente, el secretario de Organización, José Rodríguez, anunció que los trabajadores se sumarán al cabildo abierto de este 23 de enero, en la Plaza Chipia del sector Los Olivos en Puerto Ordaz.

“Exigimos que cese el atropello contra los dirigentes sindicales. Vamos todos el 23 de enero a defender la democracia en Venezuela”, sentenció.