La causa alegada por la empresa, explicó el dirigente sindical William López, es el ausentismo laboral, que los trabajadores atribuyen a la falta de transporte corporativo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

65 trabajadores del campamento Maripa, de la estatal forestal Maderas del Orinoco, recibieron calificación de despido el jueves 2 de mayo, denunció este martes William López, secretario de Prensa y Propaganda del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Forestal (Sintraemfor) y miembro de la Intersectorial de Trabajadores de Guayana.

El campamento Maripa es uno de los siete campamentos de la estatal forestal, que con esta medida quedaría inoperativo, aseguró el empleado, quien relató que el presidente de la compañía, José Pérez Guevara, designado en agosto de 2018, llegó al campamento acompañado por uniformados de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) para entregar las cartas de despido.

La causa alegada por la empresa, explicó, es el ausentismo laboral, que los trabajadores atribuyen a la falta de transporte corporativo. “La empresa no suministra el transporte y el que no va está botado”, dijo.

De los 65 empleados con calificación de despido, con antigüedad laboral de 8 a 10 años, 23 la han firmado, agregó.

La falta de condiciones para laboral, resaltó, se evidencia en la quema -en lo que va de 2019- de 180 mil hectáreas de bosque de las 600 mil hectáreas de plantaciones administradas por la estatal Maderas del Orinoco. “Los bomberos no cuentan con uniformes y no pueden actuar y no se hacen cortafuegos. No hay condiciones mínimas para trabajar”, afirmó.

En febrero, Maderas del Orinoco anunció la activación de un plan de contingencia entre enero y mayo para ejecutar “operaciones para proteger a las plantaciones de pino Caribe de los incendios forestales” en los estados Monagas, Anzoátegui, Bolívar y Apure.

López denunció a la par que el centro de estudio de semillas que quedaba en el campamento El Merey, en la zona de Chaguaramas en el estado Monagas, fue desvalijado, lo que repercute en la operatividad de la compañía.

Correo del Caroní intentó comunicarse con Maderas del Orinoco pero no atendieron la llamada.