Trabajadores denunciaron que existen nuevas órdenes de captura, esta vez para Franklin Gascón y Douglas González.

En la noche de este martes, luego de 48 horas desde la audiencia de presentación, se dio a conocer la medida de privativa de libertad y reclusión en la cárcel de La Pica, en Monagas, para el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Profesionales Universitarios de Venalum (Sutrapuval), José Hidalgo, y otros tres trabajadores: Andrés Rojas, Noel Gerdez y Néstor Morillo.

Aunque no han precisado los delitos imputados, trascendió que entre ellos estarían: resistencia a la autoridad, supresión y paralización de la faena, obstaculización, agavillamiento y desacato. De momento se mantendrán recluidos en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Puerto Ordaz.

Más temprano, un grupo de empleados, dirigentes sindicales y familiares de los detenidos se concentraron a las afueras del Palacio de Justicia de Puerto Ordaz, para exigir su liberación y el respeto a la libertad sindical.

“Es muy incómodo, frustrante y difícil saber que nuestros familiares están pasando por esto. Solicitamos la libertad plena porque no fueron detenidos en la calle o estaban ultrajando algo de la empresa, han estado reclamando nuestros beneficios laborales que poco a poco nos los han ido quitando, lo único que no nos han quitado es la dignidad”, manifestó un pariente de Andrés Rojas.

El dirigente sindical de Alcasa Javier Torres destacó que no exigen ninguna acción contra el presidente o alguna institución del Estado, sino que sus reclamos se basan en el respeto a sus contrataciones colectivas, así como lo establecido en la Constitución y la Ley Orgánica del Trabajo.

“A los trabajadores no los detuvieron en la calle, sino en su lugar de trabajo (...) los golpearon, los desmayaron y se los llevaron detenidos por exigir el respeto a las convenciones colectivas”, denunció Torres.

El arresto de los cuatro trabajadores de Venalum -un día después que fuese entregada una carta dirigida a Nicolás Maduro para exigir el cese de la represión- se produjo la madrugada del pasado viernes, cuando funcionarios de la Dgcim ingresaron tipo comando al patio de colada, en el portón 5 de la estatal, donde permanecían retenidas unas 6 mil toneladas de aluminio.

Previo a la audiencia de presentación se habría tratado de llegar a un acuerdo que consistía en la liberación del material a cambio de la excarcelación de los trabajadores, pero no se cumplió.

Con los de Venalum suman 14 los empleados arrestados tras tres meses de protesta laboral en Guayana, desde que fueran incumplidos los tabuladores y contratos colectivos en las empresas básicas, así como otras desmejoras.

Hace poco más de dos semanas, nueve trabajadores de Ferrominera Orinoco recibieron privativa de libertad y reclusión en la cárcel de El Dorado, aunque presos comunes se negaron a su traslado, mientras que el secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera), Rubén González, fue enviado también a La Pica.