El presidente del órgano ilegítimo, Diosdado Cabello, pidió al TSJ actuar contra el presidente encargado.

Durante una sesión ordinaria de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en la que parecía que no discutirían sobre la inmunidad parlamentaria del presidente de la Asamblea Nacional (AN) y mandatario encargado, Juan Guaidó, se aprobó una moción de urgencia emitida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sobre el cierre de la jornada.

El debate concluyó, como era de esperarse, con un voto unánime que dio luz verde a la solicitud de remoción de la inmunidad parlamentaria del líder opositor, mediante un proceso que viola toda normativa legal.

“El decreto constituyente autoriza la continuación de la investigación penal del diputado Juan Guaidó”, expone el documento leído. Según el presidente de la ANC, Diosdado Cabello, esta medida es tomada con la finalidad de “buscar la paz en Venezuela”.

“El presidente del TSJ, Maikel Moreno, pide darle continuidad a todo lo que indican los procedimientos legales, que se haga lo correspondiente en la ANC para el allanamiento de Juan Guaidó y así continúen las investigaciones y haya justicia en nuestro país”, resaltaba el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

¿Fascismo?

Este debate inició con la participación de la constituyente María León, quien aseguró que el allanamiento de la inmunidad de Guaidó era “muy poco castigo para un traidor” y solicitó sanciones.

“Para mí el allanamiento es muy poco ¿cómo se trata a los traidores de la patria? quien traiciona a la patria no merece llamarse venezolano. No quiero compartir mi gentilicio con ese loco. No lo merece. Yo pediría que haya sanciones dentro de la Constitución”, afirmó. En ese punto, pidieron paredón para los que se opongan.

Durante el debate, atribuyeron a la oposición venezolana, conducida por Guaidó, la responsabilidad de los presuntos ataques que sufrió el sistema eléctrico nacional e insistieron en el discurso de que estas acciones son crímenes de lesa humanidad y que violan los derechos humanos.

También lo acusaron de solicitar una intervención militar en el extranjero. “¿Cómo eso no puede considerarse un delito? Es traición a la patria”, aseveró Tania Díaz, quien pidió a los entes judiciales que actúen contra el diputado opositor.

Con estos discursos prefabricados en contra de Guaidó justificaron la aprobación de la solicitud del TSJ.

En este contexto, Cabello indicó que “hay que hacerle un reconocimiento” a magistrados, al fiscal y al contralor, al igual que a los mismos constituyentistas por aprobar el levantamiento de la inmunidad del diputado.

También justificó que esta medida la debe tomar la ANC, aunque la Constitución indique que es atribución de la AN, debido a que este ente no existe.

“¿A quién remitió esta solicitud el TSJ? Porque ellos dicen que nosotros no existimos. Aquí tiene que haber justicia, para eso existe la Sala Constitucional. En condiciones normales esta solicitud iría a la AN, pero no existe como cuerpo”, dijo. (Tal Cual)

Template by JoomlaShine