Dgcim allanó al menos seis inmuebles en San Félix, Puerto La Cruz y Caracas, pertenecientes a la familia de los hermanos Sequea.

Al menos seis inmuebles ubicados en los estados Bolívar, Anzoátegui y el Distrito Capital, pertenecientes a familiares de los mayores de la Guardia Nacional Juvenal y Juven Sequea Torres y el capitán de la GN, adscrito desde hace un año al Servicio de Inteligencia Nacional (Sebin), Antonio Sequea, fueron allanados por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Una de las viviendas allanadas está ubicada en San Félix, estado Bolívar, la casa de sus padres. El 2 de mayo, aproximadamente a las 8:30 de la noche, llegaron encapuchados en cuatro camionetas e irrumpieron en la vivienda. No hubo detenidos, pero sí se llevaron varias pertenencias del inmueble, incluyendo los vehículos.

Los tres funcionarios militares son hermanos y participaron en el alzamiento militar del pasado 30 de abril, donde el presidente (E) de Venezuela, Juan Guaidó, anunció el inicio de la Operación Libertad, al tiempo que liberaron al dirigente opositor Leopoldo López.

Además de la vivienda en San Félix, fue allanado un inmueble en Puerto La Cruz y cuatro en Caracas, todas pertenecientes a los hermanos Sequea y su familia. Los funcionarios sublevados al régimen de Nicolás Maduro temen por la seguridad de sus familiares.

"Físicamente estamos bien, psicológicamente no, pero seguimos firmes", dijo a Correo del Caroní un familiar directo de los hermanos Sequea, quien aunque su casa no ha sido allanada, también tuvo que tomar medidas de seguridad, incluso abstenerse de participar en las manifestaciones convocadas por Guaidó la semana pasada.

"Mi marido estuvo en Altamira acompañando a Leopoldo López. Él no es un militar golpista, es un militar institucionalista. Está luchando por la libertad del país, por los derechos de todos los venezolanos. Está a favor de la constitución. Sabemos que en Venezuela no van a haber elecciones, sino fraudes masivos. Estamos viviendo en un régimen dictatorial. Y nosotros, como su familia, nos estamos viendo gravemente afectados, pues nos están siguiendo", declaró la esposa del capitán Sequea, Verónica Noya, a la ABC.

"Han allanado la casa de mis padres, donde han roto todo, se han llevado cosas. Tememos por nuestras vidas", agregó Noya al medio internacional, quien como el resto de los familiares, está en resguardo.