Más de lo mismo, más de lo viejo, más de lo sabido. 2019 será un año definitivo y definitorio. Anótenlo.

@cjaimesb

Que si la guerra económica. Que si la derecha. Que si el colonialismo. Que si Venezuela es el centro de un conflicto de escala mundial. Que si la Constitución. Que si la unión cívico-militar. Que si las nuevas políticas económicas. Que si vienen tiempos de prosperidad. Que si la guerra a la corrupción.

El mismo disco rayado. Esta vez con la participación de un invitado que no perdió oportunidad de aceptar la chamba: el “presidente” de Osetia del Sur, una región en el Cáucaso que pertenece a Georgia. Seguramente le dará a Maduro grandes consejos en el área económica.

¿Hasta cuándo esta payasada de régimen? ¿Hasta cuándo las mentiras de la guerra económica, cuando la alta jerarquía chavista y sus testaferros se han robado la bicoca de 2,4 billones de dólares en los últimos 20 años? ¿Qué guerra económica ni qué ocho cuartos, cuando las sanciones están dirigidas no a Venezuela, sino a individuos con nombres y apellidos, que de revolucionarios sólo tienen el autoadjudicado adjetivo, porque no hay nada que disfruten más que el lujo y el dinero fácil?

¿Que Venezuela va a ser el adalid de la lucha contra la derecha continental? ¡Si la derecha ha ganado en casi todo el continente precisamente por el pésimo ejemplo de gobierno de izquierda que ha dado nuestro país! La mejor propaganda ha sido el chavismo-madurismo.

Y la historia del colonialismo. “¡Fuera el colonialismo!” gritó un sorprendentemente encanecido Maduro, que hizo recordar la historia de la cabeza blanca de María Antonieta, reina de Francia. ¿Y es que acaso no somos colonia de Cuba? ¿Es que los cubanos no nos tomaron -como habían querido hacerlo por la fuerza- abiertos de brazos por obra y gracia de Chávez? ¿Es que acaso los cubanos no mandan en todo en Venezuela? ¿Qué más colonialismo que ése?...

Venezuela el centro de un conflicto mundial… ¡ni que fuéramos tan importantes! La Constitución, la más violada del mundo. La unión cívico-militar da grima. Las nuevas políticas económicas… ¿subir de nuevo los sueldos?... ¡no me hagan reír!

La guerra a la corrupción. Los bachaqueros malos malucos. ¡Que busque más bien a sus proveedores entre militares y pranes! Y por supuesto, ni una palabra en contra del narcotráfico.

Más de lo mismo, más de lo viejo, más de lo sabido. 2019 será un año definitivo y definitorio. Anótenlo.

Template by JoomlaShine