Sociedad civil de Guayana, integrada al Movimiento Ciudadanos, pide el cese de la usurpación presidencial, gobierno de transición y elecciones libres.

El abogado y exdiputado al Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB), César Ramírez se pronunció en nombre del Movimiento Ciudadanos, en relación a la convocatoria de la Asamblea Nacional para este 23 de enero.

“Todos los sectores sociales del estado Bolívar debemos respaldar la ruta fijada por la Asamblea Nacional y por el presidente de su directiva, diputado Juan Guaidó, sobre la usurpación de funciones de la Presidencia de la República de parte del señor Nicolás Maduro, y la ruta establecida mediante los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución Bolivariana de la República de Venezuela, que han sido suficientemente citados”.

Ramírez esgrimió las razones que a su criterio mueven a los ciudadanos a manifestarse. “Es con el esfuerzo de convocatoria a la población en todos los municipios y pueblos de Guayana que debemos trabajar con ahínco desde la sociedad civil y las diversas organizaciones ciudadanas que puedan existir o puedan conformarse, incluyendo por supuesto los partidos políticos. En primer lugar, esforzarnos para la cita pautada nacionalmente el próximo 23 de enero, llamado a ser el punto de fortaleza para los pasos que se seguirán dando en función de rescatar el orden constitucional, la democracia y la normalidad ciudadana mediante el impulso de programas de asistencia a la región depauperada y desmantelada en sus centros productivos, empresariales y comerciales”.

Agregó que están convencidos de que la sociedad civil guayanesa está obligada a conseguir la gobernanza para el país y la región, “lo que solo podrá obtenerse mediante la movilización que cristalice en nuevas elecciones presidenciales, nuevas autoridades electorales, libertad para los presos políticos y programas de atención a los sectores sociales golpeados por la situación de hiperinflación, el hambre y el derrumbe del sistema de salud; programas impedidos o manipulados por el actual gobierno”.

“El estado Bolívar no aguanta más todo el cumulo de problemas que tenemos: hampa desbordada y sin contención efectiva, los altísimo precios por condiciones de boca de mina, derivada de la explotación indiscriminada del proyecto del Arco Minero, implementado por la revolución, que con sus deformaciones criminales y aberraciones económicas se han trasladado a cada uno de los municipios de Guayana”.

“Las comunidades se encuentran paralizadas y abandonadas; siendo las condiciones para la sobrevivencia agudizadas con las repetidas y fracasadas políticas económicas que muestra permanentemente el gobierno de Maduro. El aumento del salario mínimo decretado hace unas horas, profundiza el callejón sin salida donde ni siquiera la desesperanza cabe”, fustigó el exparlamentario.

Igualmente se refirió al rol de la ciudadanía en esta coyuntura. Aseguró que es la hora de la sociedad civil, y también trabajo para la resistencia y la organización que permita salir de la crisis y tener propuestas inmediatas para Bolívar.

Exhortó a los partidos políticos asumir un rol de cordura y orientación, propiciadores de la más amplia unidad, “lejos de las obsesiones de control y figuración, que ha sido en Guayana la conducta entronizada de organizaciones tradicionales y nuevas. El país llama el cambio y tenemos una excelente oportunidad con la ruta que fija la AN. Pongámonos del lado de las tareas y del talento para construir la democracia moderna y en el presente momento atender el clamor de una población que, repetimos, está cansada y sabe que de seguir por la ruta de la farsa revolucionaria, no hay futuro para el progreso, la prosperidad y el desarrollo de la vida ciudadana. La cita es en la plaza Chipía el próximo miércoles 23 de enero”. (Prensa Movimiento Ciudadanos)

Template by JoomlaShine