Luego de ser aprobado por unanimidad, fue remitido a la Comisión Permanente de Justicia y Paz del Parlamento, e irá a consulta pública.

Luego de la sublevación contra Nicolás Maduro de un grupo de guardias nacionales del Comando en Cotiza, en Caracas, se modificó la orden del día para la sesión ordinaria de este martes en la Asamblea Nacional, a fin de centrar como primer punto de debate la Ley de Amnistía, dirigida a civiles y militares dispuestos a colaborar con el restablecimiento de la democracia y un gobierno de transición.

El proyecto de ley aprobado por unanimidad fue remitido a la Comisión Permanente de Justicia y Paz del Parlamento, e irá a consulta pública. La diputada Adriana Pichardo recordó que este instrumento no solo da libertad a los presos políticos, sino que da garantías a los militares que, apegados a la Constitución, actúen para restablecer el hilo constitucional.

A propósito de lo ocurrido en Cotiza y el reiterado llamado a la Fuerza Armada a sumar su respaldo a la transición, el diputado Teodoro Campo señaló: “mucha tropa y oficiales se preguntan ¿qué pueden hacer? Desde la Asamblea Nacional no le estamos pidiendo que se rebelen, le pedimos que se apeguen a los artículos 328 y 329, que establecen que el militar tiene que ser apolítico (...) A los oficiales, a la tropa, llegó el momento de la pregunta ¿con quién están ustedes, compañeros, con el gobierno o con Venezuela?”.

Respondiendo a los cuestionamientos a esta propuesta, en la plenaria aclararon que el proyecto no busca impulsar la impunidad, sino el restablecimiento de la justicia.

“El Poder Ejecutivo puede conceder indultos y el Poder Legislativo decretar amnistías. Hay indultos sobre la pena y sobre el proceso, la amnistía se activa en momentos políticos graves”, destacó el diputado Luis Emilio Rondón.

Venezuela en la OEA

Este martes también fue aprobado un acuerdo para nombrar un representante especial ante la Organización de Estados Americanos (OEA), para ratificar que Venezuela seguirá siendo miembro de este organismo.

“Hoy hacemos entrega formal de un acuerdo que establece que la pretensión del régimen de Nicolás Maduro de sacar a Venezuela de la OEA es nula de toda nulidad”, denunció Francisco Sucre, diputado a la Asamblea Nacional y presidente de la Comisión de Política Exterior.

“La pretensión del régimen de sacar a Venezuela de la OEA carece de fundamentos constitucionales. Nuestra Carta Magna establece que los tratados referidos a los derechos humanos, así como la Carta de la OEA, tienen en el derecho interno la misma jerarquía normativa de la Constitución, por lo que no pueden ser derogados por el Poder Ejecutivo”, agregó.

“Alertamos a la comunidad internacional y a la OEA que una eventual salida de Venezuela del Sistema Interamericano vulneraría aún más la situación de los derechos humanos en el país”.

La petición de salida de Venezuela de la OEA fue realizada el 27 de abril de 2017 por el régimen de Maduro, ante la presión internacional en rechazo a las represiones a las protestas de ese año.

Sucre anunció que solicitarán formalmente al secretario general de la OEA, Luis Almagro, que la carta de renuncia enviada por el régimen de Maduro sea desconocida. Gustavo Tarre Briceño fue el designado como representante ante este organismo.

Template by JoomlaShine