La coalición de organizaciones que trabaja por el rescate de la democracia informó que el 5 de enero está previsto que el diputado Juan Guaidó asuma como presidente de la Asamblea Nacional.

“El Gobierno es quien debe hacer y decidir el destino de ese 10 de enero, porque es Nicolás Maduro el que tiene que decidir en qué instancia se presenta, para que podamos marcar el destino en materia constitucional y legal del país (...) esperamos tener la buena pro de salir de esta crisis”.

Así lo afirmó Aliana Estrada, vocera del Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) en el estado Bolívar, con relación a la toma de posesión de un nuevo mandato presidencial por parte del mandatario nacional y lo que consideran como el vencimiento de su legitimidad.

Simón Yegres, miembro del FAVL, afirmó que en Guayana están dispuestos y preparados para enfrentar el quiebre institucional en Venezuela.

“Ya es conocida la situación del Tribunal Supremo de Justicia, un Consejo Nacional Electoral vencido, un Poder Moral sin legalidad y legitimidad. Estamos con claridad en que la gota que rebosa el vaso en materia institucional es un presidente que pierde total legitimidad. En la oposición venezolana puede ser que tengamos diferencias de cómo salir del régimen, pero donde hay total unanimidad es sobre su condición de legitimidad”, manifestó Yegres.

“¿Qué significa un presidente ilegítimo en las condiciones como está este país? Le agrega un elemento que termina de llevar al caos porque el efecto de una ilegitimidad de una presidencia contribuye a incrementar el caos en lo político, social y económico. Nos plantea un 2019 que es caos, pero un reto a la vez”, agregó.

Omar Alcalá, en representación de la sociedad civil, hizo lectura de un comunicado en el que señalan que “el país entero padece una situación de colapso y destrucción, con causas múltiples y complejas: un régimen político mantenido bajo modalidad de dictadura y tiranía, el intento sistemático de acabar con la oposición democrática y desarticular a la población”.

En el documento, exhortaron a la sociedad civil, gremios, organizaciones políticas, estudiantes y trabajadores, a “cumplir el deber que el país nos reclama dentro del marco constitucional, es imperativo la participación de las fuerzas vivas de Guayana para frenar la autocratización del sistema político venezolano; es importante consolidar una unión que trascienda a la ayuda de la crisis humanitaria que atraviesa la nación. Para lograr este proceso de transición democrática estamos decididos a ser un agente de cambio, es imprescindible la participación activa”.

Yegres destacó que el único órgano legítimo en los poderes públicos venezolanos será la Asamblea Nacional electa en 2015.

Estrada recordó que para el próximo 5 de enero está prevista la juramentación de la directiva para el período 2019-2020, la cual será presidida por el diputado Juan Guaidó por Voluntad Popular; Edgar Zambrano de Acción Democrática como primer vicepresidente; Stalin González de Un Nuevo Tiempo como segundo vicepresidente; y la secretaría a cargo de Primero Justicia.